Bienvenidos al sitio web de la Embajada de Emiratos Arabes  Unidos en Buenos Aires
 

Hace de restaurant.com.ar tu pagina de inicio                                                                         HISTORIA


De confirmarse los nuevos descubrimientos arqueológicos realizados en 2006, el origen de la larga historia de los EAU se remontaría a decenas de miles de años atrás. Antes de estos recientes hallazgos en Abu Dhabi y Sharjah, la primera ocupación humana de la que había indicios significativos databa de hace 7500 años, cuando el clima era más húmedo. Ya en este primer momento, hay pruebas de interacción con el exterior, en especial con las civilizaciones del norte. Estos contactos continuaron y se intensificaron, probablemente motivados por el comercio de cobre de las montañas de Hajar, cuando el clima se tornó más árido y las comunidades de los oasis fortificados se centraron en la agricultura.

Parece que el comercio exterior, tema recurrente en la historia de esta estratégica región, también floreció en periodos posteriores, gracias a la domesticación del camello en el segundo milenio. Paralelamente, el descubrimiento de nuevas técnicas de irrigación (riego falaj) posibilitó el riego extensivo de las zonas agrícolas, lo que hizo que se multiplicaran los asentamientos en la región.

A comienzos del siglo I d.C., el transporte terrestre en caravanas entre Siria y las ciudades del sur de Iraq, seguido del transporte por mar al importante puerto de Omana (en la actualidad quizá Umm al-Qaiwain o Dibba) y desde allí a la India constituía una alternativa a la ruta del Mar Rojo empleada por los romanos. Si bien la explotación de las perlas llevaba miles de años en funcionamiento en la región, en esta época alcanzó cotas sin precedentes. El transporte marítimo también representaba un elemento fundamental y a las importantes ferias de Dibba acudían mercaderes de lugares tan lejanos como China.

La llegada de los mensajeros del Profeta Mahoma en el año 630 d.C. anunció la conversión de la región al Islam, en la que Dibba volvió a tener un papel protagonista, aunque esta vez como campo de batalla tras la muerte del Profeta. En 637 d.C. los ejércitos islámicos ya utilizaban Julfar (Ra’s al-Khaimah) como punto de escala en la conquista de Irán. Durante muchos siglos, Julfar se convirtió en un rico puerto y centro de recolección de perlas de considerable importancia desde el que partían grandes dhows para surcar todo el Océano Índico, que comerciaban con Mombasa, en Kenia, Sri Lanka, Vietnam y China.

Cuando en el siglo XVI los portugueses llegaron al Golfo, provocaron un gran derramamiento de sangre entre los habitantes árabes de Julfar y de otros puertos de la Costa Este, tales como Dibba, Bidiya, Khor Fakkan y Kalba. Sin embargo, mientras las potencias europeas luchaban por lograr la supremacía en la región, una potencia local, los Qawasim, cobraba fuerza. A comienzos del siglo XIX, este grupo local había reunido una flota de 60 grandes buques y estaba preparado para embarcar a casi 20 000 marineros, lo cual terminó provocando que Gran Bretaña efectuara una ofensiva para hacerse con el control de las rutas de comercio marítimo que unían el Golfo con la India.

En cuanto al interior de la región, antes del siglo XVI, el arco de pueblos de Liwa era el centro de actividad económica y social para los Bani Yas. No obstante, en la última década del siglo XVIII la ciudad de Abu Dhabi se había convertido en un centro de recolección de perlas tan importante que el líder político de todos los grupos Bani Yas, el Jeque del Al Bu Falah (familia Al Nahyan), dejo Liwa para trasladarse allí. A comienzos del siglo XIX, miembros del Al Bu Falasah, una rama de los Bani Yas, se estableció en el Creek de Dubai e impuso el gobierno Maktoum en el emirato.

Tras la derrota de los Qawasim, desde la década de 1820, los británicos firmaron una serie de acuerdos con los jeques de los diferentes emiratos, a los que después se sumarían los tratados para mantener la tregua marítima, que harían que la región pasara a conocerse como ‘los Estados de la Tregua’.

Durante el siglo XIX y a comienzos del XX, la relativa calma en el mar propició que la industria de la recolección de perlas viviera un momento de apogeo, proporcionando ingresos y trabajo a los pueblos de la costa del Golfo Pérsico. Muchos de los habitantes eran seminómadas, en los meses de verano recolectaban perlas y en invierno se ocupaban de sus huertos de palmeras datileras.

Las consecuencias negativas de la Primera Guerra Mundial y de las depresiones económicas de las décadas de 1920 y 1930, junto con la invención japonesa de la perla cultivada, contribuyeron a la desaparición de la industria de la perla local que terminó de derrumbarse justo después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el recientemente independizado Gobierno de la India impuso unos fuertes aranceles a las perlas importadas del Golfo. El impacto fue catastrófico para la región. Pese a sus numerosos recursos, la población sufrió considerables privaciones, con pocas oportunidades de acceder a la educación y sin carreteras ni hospitales.

Afortunadamente, no tardaría en llegar el petróleo, y a principios de la década de 1930 las compañías petroleras enviaron a sus primeros equipos a realizar prospecciones, en 1958 se halló el primer yacimiento submarino viable en términos comerciales y en 1962 Abu Dhabi exportó su primer cargamento de crudo. Con unos ingresos que crecían al ritmo que aumentaba la producción petrolífera, el Jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan, elegido Gobernante de Abu Dhabi el 6 de agosto de 1966, emprendió un programa a gran escala de construcción de escuelas, viviendas, hospitales y carreteras. Cuando, en 1969, Dubai comenzó con las exportaciones petrolíferas, el Jeque Rashid bin Saeed Al Maktoum, Gobernante de facto de Dubai desde 1939, también tuvo oportunidad de emplear los ingresos procedentes del petróleo en mejorar la calidad de vida de su pueblo.

Tras la retirada británica del Golfo, se creó una federación de seis emiratos, a la que después se sumaría un séptimo, que se constituyó oficialmente el 2 de diciembre de 1971 como Emiratos Árabes Unidos, con el Jeque Zayed, que había contribuido decisivamente a su formación, como Presidente, y el Jeque Rashid como Vicepresidente.

Embajador
0
Datos Generales
0
Economía
0
Historia
0
Sociedad 
0
Negocios
0
Deporte
0
Viajes
0
Asuntos
Consulares

 

 

 

 

    Embajada de Emiratos Árabes Unidos © copyright 2009

Dirección: Olleros 2021 (C1426CRK)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel: 47719716 / 47783109 / 47729706 - Fax: 47725169

embajada@embajadaemiratos.org.ar